logo marques
logo-drivim

DRIVIM UNIRAID

Los participantes de la carrera Uniraid 2020 por Marruecos, patrocinados por Drivim, nos visitaron para explicarnos su experiencia.

Nos han contado lo que siente al conducir un Citroën, preparado por nuestro equipo experto de mecánicos.

¿Cómo surgió la idea?

Todo empezó en febrero del 2019 cuando Xavi quedó con una amiga para tomar algo y le comentó que su novio, el día siguiente se iba a Marruecos. Él le preguntó que como era eso y su amiga le empezó a contar que se trataba de una carrera por Marruecos, dividida por etapas. Ese mismo día Xavi, se puso a investigar en la web de la carrera, viendo vídeos en Youtube y desde ese momento hasta semana santa del 2019 no decidió comentárselo a su compañero Enrique, igual de loco que él.

Enrique que estaba en el Delta del Ebro sobre las 10 de la noche en la playa, recibió la llamada de su compañero Xavi proponiéndole participar en la carreta Uniraid por Marruecos con un coche. En ese momento Enrique le preguntó a Xavi si el correr en la carrera no era muy caro, Xavi le comentó que podían conseguir patrocinadores y sin pensárselo, Enrique le dijo que contara con él.

Los dos decidieron participar en esta aventura porque era un reto tanto personal como social. No era el típico raid en el que solo corres, sino que es un raid enfocado a la solidaridad, repartiendo material a aquellos que más lo necesitan. Es una experiencia única y era un buen momento para vivirla.

Se prepararon mentalmente, siendo conscientes de que sería una experiencia dura, conduciendo más de 10h al volante diariamente, pero la motivación que tenían les hacía ver el lado positivo de las cosas.

Empezaron escogiendo un Citroën AX, ya que su mentor, había sido mecánico de carreras de rally y fue quien les dio consejos para hacer realidad este proyecto. Les comentó que Citroën tenía una mecánica muy sencilla, lo cual les facilitaba las cosas delante de cualquier adversidad que se pudiesen encontrar, además la robustez resistiría al tiempo extremo del desierto.

Al escoger Citroën, vieron nuestros concesionarios Drivim en Badalona y los carteles de publicidad de la marca; y decidieron confiar en nosotros para formar parte de este proyecto siendo su patrocinador, por la gran experiencia en el sector y en preparaciones y reparaciones de coches, por el trato cercano y cordial con el cliente y la rapidez en arreglar cualquier problema.

Tras superar todos los mil problemas que surgieron con la preparación del coche, sobre todo por el radiador, y saber que les saldrían más durante la carrera, su objetivo era superar la preparación y el raid. Además, debían repartir el material solidario, aprender nuevas culturas y disfrutar de la experiencia. Sin ser menos importante que Enrique se sacase el carnet de conducir a tan solo 15 días de la carrera.

¿Qué es Uniraid?

Uniraid se divide en 6 etapas, empezando en el puerto de Tánger, recorriendo una parte de Marruecos, pasando por la sierra del Atlas, las Dunas del Sahara, Marrakech y terminando en Tánger. Etapas de día y nocturnas, donde solo van con un roadbook, un mapa y una brújula, sin GPS ni dispositivos electrónicos a bordo de un coche de más de 20 años.

Un total de 170 participantes que se juegan el primer puesto, en el que pasan un examen de cultura general, cuentan los quilos y el tipo de material que llevan para hacer una ponderación para la clasificación.

 ¿Cómo vivieron Uniraid?

Empezaron el raid a lo grande, la primera noche que dormían en el desierto montando la tienda de campaña, se dieron cuenta de que se habían dejado las piquetas para sujetarla. Tuvieron que pedirles a los compañeros que les dejaran alguna.

Acto seguido, fueron a ver el atardecer en lo alto de una montaña volcánica laminar y corriendo por el camino perdieron las llaves, pero hasta que no llegaron arriba, no se dieron cuenta de que no las tenían. Deshicieron el camino buscando las llaves con las linternas y finalmente las encontraron. Solo tenían un juego de llaves, así que, en caso de no haberlas encontrado, tendrían que haber golpeado una de las ventanas traseras para poder abrir el coche y acceder al sitio del conductor y con ayuda de los mecánicos haber hecho un puente para poder arrancarlo.

Pero los sustos no terminan aquí, de camino a Meknes, fueron espectadores de un accidente entre dos coches antes de llegar a su siguiente destino. Además, estuvieron a punto de ser ellos quienes también tuviesen uno. Circulaban por una carretera de doble sentido, cuando un coche se les cruzó marcha atrás y de repente vieron un camión que les venía de cara. Frenaron de golpe, pero a la velocidad a la que iban y con la carga del coche, este no reaccionaba a tiempo. En ese momento pensaron que se chocaban contra ellos, pero pudieron pasar muy apurados entre medio de los dos vehículos sin ningún rasguño.

Iban recorriendo las etapas cambiándose cada dos horas para evitar un cansancio excesivo y cada vez se sorprendían más de los cambios tan grandes por lo que hace la cultura. Sitios en los que estaban más civilizados y otros en los que la gente vivía en casas hechas con paja e iban vestidos con ropa que la gente les daba.

Después de recorrer varias etapas con otros compañeros comunicándose por Walkie Talkie para llegar al siguiente punto, les apareció un nuevo imprevisto, una pequeña junta del palier perdía valvulina y cada día tenían que rellenarla, si no, podían haber roto la caja de cambios.

Xavi y Enrique, disfrutaron de la carrera a pesar de los imprevistos que tuvieron. El raid fue bastante tranquilo comparado con sus otros compañeros, algunos se quedaron por el camino por el tema del radiador. La verdad que la respuesta del Citroën ha sido muy satisfactoria, iban al mismo ritmo que otros compañeros que iban mucho más preparados.

Hicieron una apuesta antes de empezar, de que quedarían en la posición 50, finalmente acabaron en la posición 29 muy satisfechos.

Lo primero que hicieron al finalizar la experiencia, fue ir a ver a su mentor para enseñarle el coche, explicarle toda la aventura y darle las gracias por todo.

¿Volveríais a repetir?

Una experiencia 100% recomendable que volveríamos a repetir con el mismo Citroën. Antes de irte lo ves como un proyecto complicado, pero cuando lo vives, te sientes super agradecido y compensado por todo el esfuerzo que le has dedicado a la preparación del coche y a la carrera para llegar hasta el final.

Sin duda recomendamos Drivim, por la gran experiencia con ellos, por el trato, la rapidez y la sinceridad de todo el equipo. Sin ellos no hubiese sido posible.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *