logo marques
logo-drivim

    Sillitas para coche: ¿Cómo proteger a los niños en los desplazamientos por carretera?

    Sistemas de Retención Infantil (S.R.I.)

    Cuando viajamos siempre queremos que nuestros hijos viajen seguros. Las sillitas de coche infantiles son la mejor forma que tenemos de garantizar la seguridad de los niños en nuestros trayectos en caso de incidente con el vehículo. Es importante tener presente que los menores con altura igual o inferior a 135 cm  deberán utilizar siempre un sistema de retención homologado y adaptado a su peso y estatura, siempre en los asientos traseros.

    Las sillitas de coche para bebes o niños se deben utilizar en todo tipo de trayectos. Sobre todo, no hay que bajar la guardia en los trayectos cortos, según la DGT: “los desplazamientos de casa al colegio son los que acumulan el mayor número de conductas de riesgo”.

    Según la Ley de Tráfico y Seguridad Vial en vigor, podrán llegar a inmovilizar el vehículo por no llevar a los niños correctamente sentados.

    Las evidencias científicas han demostrado que los SRI reducen en un 75% las lesiones provocadas por accidentes de tráfico. Si se usa este sistema en el sentido contrario de la marcha, esta probabilidad se reduce al 90-95%.

    Lesiones ocasionadas más frecuentes:

    • Hasta los 2 años: cuello. Generadas por el tamaño de la cabeza y la fragilidad de la columna vertebral.
    • Niños entre 2 y 4 años: cabeza. Debido a que las vértebras no son suficientemente fuertes para soportar las desaceleraciones bruscas.
    • Niños de 4 a 10 años: abdomen. Tienen mayor riesgo de sufrir hemorragias internas o lesión abdominal, ya que los órganos no están suficientemente fijados a su estructura abdominal.

    Factores a tener en cuenta al utilizar las sillitas de coche para niños.

    Elegiremos la sillita más adecuada según la talla y el peso del niño. Antes de adquirir la silla, se recomienda hacer una prueba para comprobar que es la más adecuada para nuestro vehículo y valorar si se adapta bien y es cómoda. También debemos asegurarnos que la sillita esté bien instalada. Para ello, existen 2 formas de sujetar la silla en el vehículo:

    • Con el cinturón de seguridad.
    • Mediante el sistema ISOFIX, el más recomendado y seguro, reduciendo la posibilidad de que la silla se coloque de forma incorrecta.

    El sistema ISOFIX está compuesto por 3 puntos:

    • Dos situados entre el respaldo y el asiento del vehículo y a los que se conecta la silla por la parte posterior de su base.

    • Un tercer punto de anclaje, destinado a evitar que la silla rote en caso de impacto. Este puede ser de dos tipos, Top Tether o pata de apoyo:
      • El Top Tether sujeta la parte posterior de la silla a la parte posterior del respaldo del asiento o al maletero del vehículo.

      • La pata de apoyo, que va desde la base de la silla al suelo del vehículo.

     

    ¿Cuál es la normativa para las sillitas de coche?

    Las sillitas para bebés y niños deberán llevar una etiqueta de homologación que garantiza que cumplan los requisitos de seguridad establecidos por la normativa europea.

    Además, existen dos normativas de homologación: la ECE R 44/04 y la ECE R/129 (i-Size):

    • La ECE R 44/04, en vigor desde 2006, seguirá regulando los S.R.I. (relativa a los diferentes grupos)

    • La norma ECE R/129 (i-Size): entró en vigor en 2013 y coexistirá junto a la normativa anterior. Mejora la seguridad frente a impactos en colisiones laterales y frontales. Amplía el tiempo de viaje del niño en sentido contrario a la marcha. Ofrece una mayor probabilidad de anclaje directo.

    A partir del nuevo reglamento, las sillas de seguridad infantil indicarán el rango de altura y una edad orientativa del ocupante.

    Esto facilita la elección de la silla adecuada al niño y queda más claro para los padres cuando debe ser sustituida.

     

    Grupos de sillitas de coche para bebés y niños

     

    GRUPO 0 Y 0+ (recién nacidos hasta 13 kg aprox. / hasta 18 meses aprox.)

    Estas sillas deben utilizarse siempre en sentido contrario a la marcha, de esta manera, otorgaremos mayor protección a  la cabeza, cuello y columna del niño. El niño quedará sujeto a la silla mediante un arnés de 5 puntos.

    Deberemos cambiar de silla cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo.

    En el caso de los capazos deberán colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo, aunque no se recomiendo su uso salvo excepciones.

    Los asientos delanteros se utilizarán en casos excepcionales. En caso de que el niño viaje en el asiento delantero, será necesario la desconexión de los airbags.

     

    GRUPO 1 (de 9 a 18 kg aprox. / de 1 año a 4 años aprox.)

    En este grupo, la silla debe ir obligatoriamente instalada en los asientos traseros y mirando hacia atrás. Debe ir en esta posición hasta que el menor tenga 15 meses, aunque se recomienda que se extienda  hasta mínimo los 4 años de edad.

    El asiento más seguro es la plaza central trasera.

    En caso de que el niño vaya mirando hacia atrás en el asiento del copiloto, será indispensable desactivar el airbag delantero del acompañante.

     

    GRUPO 2 Y 3 (de 15 hasta 36 kg aprox. / de 4 a 12 años aprox.)

    Se trata de los asientos y cojines elevadores. Se recomiendan cuando el niño es demasiado grande para una silla  y demasiado pequeño para el cinturón de seguridad. Lo más aconsejable es utilizar elevador con respaldo dado que ofrece mayor seguridad.

    Funcionan elevando al niño hasta alcanzar la altura necesaria para utilizar correctamente  el cinturón del propio vehículo.

    La banda diagonal del cinturón ha de pasar por encima de la clavícula y sobre el hombro sin tocar el cuello, y la banda horizontal, lo más abajo posible sobre las caderas y muslos, y nunca sobre el estómago.

     

    A partir de 135 cm / mayores de 12 años aprox.

    Excepcionalmente, los menores de 12 años de estatura igual o superior a 135 cm podrán utilizar directamente los cinturones de seguridad del propio vehículo.  De todos modos, hasta los 150 cm es recomendable que los menores sigan utilizando sistemas de retención infantiles homologados a su talla y peso.

     

    ¿Cómo ponerse el cinturón?

    Siempre, la banda diagonal del cinturón debe pasar por la clavícula, sobre el hombro y bien pegada al pecho, mientras que la banda horizontal de quedar lo más baja posible sobre la cadera.

    Ambas bandas deben quedar bien ajustadas al cuerpo, sin holguras. Es conveniente colocar el respaldo del asiento en posición vertical.

    Si la banda del hombro toca el cuello o pasa bajo el mentón, el niño debe seguir utilizando un asiento elevador.

     

    Con toda esta información ya no tienes excusa para no utilizar un sistema de retención infantil adecuado. El ejemplo de los adultos es fundamental, usa siempre el cinturón de seguridad de manera correcta y pon en práctica la seguridad vial.

    Recuerda que toda la gama de turismos Citroën (C1, C3, C3 AIRCROSS, C4 CACTUS, C4 SPACETOURER, GRAND C4 SPACETOURER,  C5 AIRCROSS, BERLINGO)  dispone, por lo menos, de fijaciones ISOFIX en las plazas laterales traseras.

    En algunos modelos como el NUEVO C5 AIRCROSS los 3 asientos traseros son individuales y con fijaciones ISOFIX en cada asiento.

    Consulta nuestras mejores ofertas en https://www.drivim.com/ofertas/

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Quieres alquilar
    un vehículo?

    Tenemos un vehículo por cada situación.
    ¡Vive nuevas experiéncias!